Un empresario viñamarino llamado Javier Garriga fue detenido y debe enfrentar ocho acusaciones por delitos, entre los que se cuentan estafa y usura. El hombre de 55 años sufre ludopatía y según información dada a conocer por CHV Noticias, llegó a perder más de $1000 millones jugando en el casino de Viña del Mar.

Según su propio testimonio durante la formalización, Garriga confesó que no sólo gastó recursos propios, sino que también jugó y perdió el dinero de seguro de un edificio. El hombre además engañó a integrantes de una comunidad a través de su casa de cambio y su sociedad de inversiones.

“Me di cuenta en un minuto que esto no daba para más”, señaló ante el juez. Antecedentes señalan que este sujeto iba entre dos y tres veces diarias al casino, llegando incluso a drogar a su señora para evitar las discusiones al respecto.

Hasta ahora no existía registro de alguien que haya perdido esa cantidad de dinero en la plaza de juegos viñamarina.

822 View