El perfil de los nuevos ludópatas ha cambiado considerablemente en los últimos años. Ahora empiezan “on line”, son más jóvenes y son adictos al juego por dinero y sin él, ya que cada vez son más los que están enganchados a los juegos de móviles, tabletas, consolas e, incluso, juegos de rol.
Así lo ha explicado a Lanza el secretario de LARCAMA, (Ludópatas Asociados en Rehabilitación de Castilla la Mancha), Guillermo Mateo, quien asegura que las nuevas tecnologías y el acceso a Internet han provocado que surjan muchos adictos a los juegos on-line (en línea).
Antes de la década de los 90, los ludópatas eran mayoritariamente hombres mayores de 35 años. Actualmente, el perfil ha cambiado radicalmente y ya se habla de jóvenes “dependientes del juego”.
Veinticinco años es la edad media de los jugadores que comienzan sus primeras experiencias con los juegos on-line, aunque en LARCAMA están tratando a personas de todas las edades e incluso menores, en principio sin dinero de por medio (juegan por puntos o por vidas), para posteriormente sentir que tienen la experiencia suficiente como para jugar y ganar en juegos por dinero.
De esta forma, el auge de los juegos de azar y de las casas de apuestas en línea -a través de Internet- está contribuyendo al rejuvenecimiento del rostro de la ludopatía, a pesar de que las máquinas tragaperras siguen siendo el principal gancho de las personas diagnosticadas con adicción al juego.
Mateo cree que buena parte de la culpa de este fenómeno la tiene el “crecimiento exponencial” de los juegosLanza 2014 2 en línea por su mayor accesibilidad y su anonimato, y denuncia las importantes “lagunas de control” que hay en este campo.
No obstante, comenta, en nuestro país han empezado a darse algunos pasos como la creación de la base de datos “Autoprohibido” donde figuran aquellas personas que no pueden entrar en los establecimientos de juego, porque se han autoprohibido la entrada, por resolución judicial o por sanción administrativa. Además de la posibilidad de inscribirse (autoprohibición), el Registro también puede proporcionar información.
Así, las personas que sufren adicción al juego o que consideran que están en riesgo de padecerla pueden pedir, de forma voluntaria, que se les prohíba el acceso a salones de juego, casinos y bingos, mediante su inclusión en el Registro de personas que tienen prohibido el acceso a los establecimientos de juego. Esa inscripción en la base de datos es, también, un requisito fundamental cuando se acude a LARCAMA para recibir ayuda y dejar la adicción al juego.
La prohibición se aplica a casinos, salas de bingo y salones de juego que tienen autorizada la instalación de máquinas especiales para salones de juego y también en las dependencias donde se encuentran estas máquinas.
Guillermo Mateo mostró su preocupación por la inexistencia de filtros para jugar en las máquinas tragaperras. Añadió que no es normal que estén sin ningún control porque aunque están prohibidas a los menores “no existe ningún sistema mecánico, físico o software que impida que la máquina se ponga en funcionamiento”.

El 5% de la población de Castilla-La Mancha es ludópata

El cinco por ciento de la población española, extrapolable a Castilla-La Mancha, podría tener problemas de ludopatía, y bajo el paraguas de la Asociación de Ludópatas Asociados en Rehabilitación de Castilla-La Mancha (LARCAMA), con sede en las capitales de Ciudad Real y Toledo, más de 80 enfermos ludópatas luchan por salir del pozo y rehabilitarse.
El secretario de esta asociación regional, Guillermo Mateo, asegura que la ludopatía, adicción al juego o bien al uso abusivo del móvil o internet, es una enfermedad “que siempre va a más” y el freno que debería poner la administración regional no existe.
En cuanto a los tratamientos terapéuticos de las adicciones varía según sea el caso, ya que con los juegos se parte con el objetivo de la abstinencia, mientras que frente al enganche al móvil o a internet se persigue un “uso controlado”, algo que los padres deberían inculcar en sus hijos desde pequeños, asegura Guillermo Mateo.

La crisis dispara los casos

El secretario de LARCAMA, Guillermo Matero, comenta que en periodos de crisis económica como el actual aumenta el riesgo de caer en la adicción a los juegos de apuestas o azar, con la vana idea de solventar la falta de dinero.
Añade que sin duda la falta de dinero o trabajo, la dificultad para afrontar los pagos mensuales y el hecho de que los bancos no concedan créditos son factores que están conllevando, o sacando a luz, muchos más casos de ludopatía.
“Muchas personas caen en la tentación de resolver su situación jugando, una situación que lo único que conlleva es un mayor deterioro económico, psicológico y emocional”, añade.
Afirma que la adicción al juego es un serio trastorno psicopatológico, que se ha convertido en una de las principales causas de destrucción de familias y que afecta cada vez más a niños y adolescentes.

LARCAMA atiende a más de 80 personas en proceso de rehabilitación

LARCAMA, (Ludópatas Asociados en Rehabilitación de CLanza 2014 3astilla la Mancha), calcula que sólo en Castilla-La Mancha puede haber alrededor de 1.000 personas ludópatas. En estos momentos esta asociación está ayudando a más de 80 personas, en sus sedes de Ciudad Real y Toledo, a dejar esta terrible adicción al juego que conlleva, en la inmensa mayoría de los casos, problemas económicos, familiares y sicológicos. Y lo está haciendo sin recibir ayudas ni por parte del Gobierno regional ni del Ayuntamiento de Ciudad Real.
El secretario de la asociación, Guillermo Mateo, explica que es lamentable comprobar como, año tras año, la Junta de Comunidades ingresa más de 40 millones de euros en concepto de impuestos del juego privado, de los que más de la mitad procede de la recaudación directa de los ludópatas.
La asociación, creada en el año 2004, tiene en la actualidad su sede en el Centro de Especialidades del antiguo Hospital de Alarcos, unas instalaciones que han sido cedidas por el SESCAM pero que se les han quedado muy pequeñas. Añade que todos los viernes se celebran terapias de grupo y que en esas instalaciones pasan consulta individual las tres sicólogas con que cuenta en estos momentos la asociación.
Ahora, y gracias a la Diputación provincial, dispondrán de una sala en la residencia universitaria Santo Tomás de Villanueva donde podrán llevar a cabo las terapias conjuntas, de familiares y enfermos, que cada dos o tres meses se realizan en la asociación.
Y todo esto se financia única y exclusivamente con la cuota mensual de 30 euros que pagan los asociados a LARCAMA. “No tenemos ni para comprar material de oficina”, comenta Guillermo Mateo quien lamenta que la Junta lleve dos años sin concederle la subvención anual que antes sí recibían.
Igualmente se queja de que lleva diez meses solicitando una entrevista a la alcaldesa de la capital, Rosa Romero, sin que hasta la fecha haya obtenido respuesta.

Prevención

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no destina ni un duro a prevenir la ludopatía, ni a la rehabilitación de los enfermos.
El secretario de LARCAMA, Guillermo Mateo, asegura que es imprescindible poner en marcha campañas de prevención “sobre todo en el ámbito escolar y con menores de edad a los que hay que saber poner límites cuando juegan on-line, con consolas o en internet”.
Recordó que sólo durante el pasado año de 2013 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha concedió 9.000 nuevas licencias para sitios de juego en la región, “mientras crecen a un ritmo frenético los casos de ludópatas, cada vez más jóvenes, que acuden a pedir ayuda a nuestra asociación y que sólo en el año de 2012 ciframos en un 200%”, concluyó.

985 View